Maria Montessori

Difunde y comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Montessori: Un poco de su propia vida

“Formad en los niños ideas buenas, aunque no las entiendan; los años se encargarán de descifrarlas en su entendimiento y de hacerlas florecer en su corazón” Maria Montessori.

Nacida en 1870, en Chiaravalle, Italia. Fue la primera mujer doctora en medicina de Italia. Su primer puesto de trabajo fue con mujeres y niños en el Hospital de San Giovanni. En 1987 se hizo voluntaria en la clínica de psiquiatría de la Universidad de Roma. Donde empezó a trabajar con los niños, que eran llamados «niños idiotas» por no encajar en el sistema tradicional de la escuela. Montessori era muy sensible a las condiciones de esos niños, encerrados en manicomios, sin ningún tipo de estímulos. Su método y su filosofía de educación fue a partir de sus experiencias con ellos.

Montessori se basaba en el respeto y en la confianza de la capacidad de aprender de los niños, consideraba que eran la esperanza de la humanidad y pensaba que si les daba la libertad y la autonomía que necesitaban en sus primeros años de vida, serían capaces de resolver futuros problemas y de hacer frente a las adversidades de la vida.

“Si existe para la humanidad una esperanza de salvación y ayuda, esta no podrá venir más que del niño, porque en él, se construye el hombre”. Maria Montessori.

Observaba sus conductas con detenimiento y pensaba que esos niños no tenían ningún problema mental, sino que simplemente nunca habían sido estimulados. Cuando empezó a trabajar con ellos, vio que respondían con normalidad a sus estímulos. Empezó enseñando a los más mayores a ayudar con las tareas cotidianas y se dio cuenta que incluso a los más pequeños les encantaba, pronto cuidaban ellos la escuela y la mantenían ordenada y limpia.

Montessori observó que los niños se frustraban con los objetos grandes y difíciles de manejar y mandó a confeccionar menaje de cocina adecuados y mobiliario ligero, adaptado a la medida de los niños. Proporcionó alfombras para sentarse en el suelo y para definir sus áreas de trabajo. Observó que los niños respondían a ambientes tranquilos, que les gustaba la calma y el orden. Les animaba a realizar las cosas por sí mismos aumentando así su autonomía y sus niveles de confianza.

“El instinto más grande de los niños, es precisamente liberarse de los adultos”  Maria Montessori.

Montessori empezó a investigar sobre la educación en niños con deficiencias mentales, lo hizo a través de las obras de los conocidos franceses Jean Itard (escribió el libro del niño salvaje de Aveyron) y Edouard Seguin (alumno de Itard). Estos conocimientos hicieron que Montessori desarrollara su propio sistema, basado en sus dos ideas claves sobre la educación de los sentidos y del movimiento.

En 1899 se dedicó a la creación de la Escuela Ortofrénica de Roma, donde formó a otros profesores en su método. Utilizó diferentes materiales y métodos para enseñar a escribir y a leer a niños que habían sido etiquetados como imposibles de educar.

En 1901 Montessori, amplió sus estudios de psicología, antropología y filosofía en la Universidad de Roma. Fue una gran feminista y una gran luchadora. Algunas bibliografías cuentan que dio a luz a un hijo ilegítimo, Mario Montessori, y que al privarle de su crianza, volcó toda su atención en las necesidades de otros niños.

En 1906 participó en un programa de remodelación de suburbios, y organizó diferentes escuelas. Su primera escuela de niños de 3 a 6 años se llamó «Casa dei Bambini». Montessori siguió fundando otras casas, en las que trabajó aplicando su método con niños normales. Se demostró que en entornos privilegiados, su método funcionaba y que incluso era superior a el de la enseñanza tradicional de la época. Pronto fue conocida en todo el mundo y publicó su libro; EL método de la pedagogía científica aplicada a la educación del niño y la casa de los niños, que más tarde se titularía El descubrimiento del niño, en el que se describía su método para las escuelas.

Montessori, se dedicó a escribir, dar conferencias y a formar a otros profesores. Pasó un tiempo en España, donde fundó El Instituto Especial de Formación de Profesores de Barcelona. En los años 30 se trasladó Holanda y en 1939 a la India, donde pasó los años de guerra. Estuvo cerca de Gandhi y como él, Montessori, vivió por y para la paz.

La mayor señal del éxito de un profesor, es poder decir: “Ahora los niños trabajan como si yo no existiera”. Maria Montessori.

En 1946 llevó su método a Ingalterra y siguió viajando hasta morir en Holanda en 1952, a sus 82 años.  Después de su muerte, el interés por sus ideas creció de forma continuada y su pensamiento sigue vivo en muchas instituciones.

“Esta es nuestra obligación hacia el niño: darle un rayo de luz y seguir nuestro camino”. Maria Montessori.


Difunde y comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest